Blogia
Borradores

JONÁS TRUEBA YA DIRIGE

JONÁS TRUEBA YA DIRIGE

JONÁS TRUEBA DEBUTA COMO DIRECTOR

 

Rueda en Alicante y en Madrid su película ‘Todas las canciones hablan de mí’, cuyo guión firma con el escritor, traductor y guionista Daniel Gascón

 

Jonás Trueba se ha criado con el cine como compañero ya que proviene de una familia muy vinculada al séptimo arte, en la que destacan su padre Fernando y su tío David. Tras participar como coguionista en dos películas de Víctor García León y en el "Baile de la Victoria", filme de su propio padre que se estrena a finales de este año, debuta como director en "Todas las canciones hablan de mí", cuyo rodaje se realiza en Ciudad de la Luz.

BORJA CAMPOY Qué pretende conseguir con la película "Todas las canciones hablan de mí"?
Aún no sé muy bien lo que quiero. Se trata de una película sin argumento fijo ni línea narrativa. Es más un estado de ánimo. Trata sobre un tipo que construye su propio discurso, se contradice, se repite... No creo en el cine que cuenta grandes historias. Es un filme en el que no hay ni un sólo personaje que sea ingenuo, ni simpático, ni entrañable, que son estereotipos fáciles de representar. Pretendo hacer una película sencilla, que te sientes a verla y aunque no sepas a donde va, te enganche hasta el final. También me gusta los actores que tengo, porque no son los ideales para el personaje que interpretan.


- ¿Cuáles son sus primeras sensaciones como director de cine?

Tengo mis dudas, voy aprendiendo, convivo con mi frustración... Es bonito ver tus limitaciones y sorprenderte con cosas que te gustan. Te chocas con la realidad, que a veces te aplasta pero que en otros casos es maravillosa y tu estás ahí para filmarla. Hay que abrir el cine a los sentimientos, no me gusta el cine cerrado, sino un cine vivo, imperfecto, que deja que la vida se cuele.


- Usted que sido guionista, ¿cómo ve el oficio de director?

El escribir guiones te ayuda a dirigir. Una de las cosas más peligrosas es ser esclavo de tu propio guión. Para filmarlo como escribes, mejor lo publicas. Me gusta rodar a contra guión. Y si el guión es mío, lo puedo destrozar con más tranquilidad. La profesión de guionista es maravillosa, pero muy incomprendida. Las relaciones con los directores son duras. El cine es una locura, una demencia que se te ocurre en tu casa y que tienes que trasformarla para que le guste a la gente.

- ¿Cómo está siendo la experiencia de rodar en Ciudad de la Luz?

-Los estudios están muy bien porque tienes todas las cosas que necesitas. Aunque siempre existe la ambivalencia que tenemos los directores de rodar en el estudio o en la calle. Nunca me hubiera imaginado rodar tan rápido en un estudio. Al principio se me hacía raro, pero tiene su parte buena. Trabajas con miedo, pero con mayor comodidad.


- Su origen, ¿le abre más puertas en el mundo del celuloide?

-Negarlo sería de imbécil. Es algo que me beneficia, aunque también despierta recelos. Es un oficio que he mamado desde pequeño. Me gusta discutir de cine con mi padre y mi tío. Tenía dos opciones, salir corriendo en dirección contraria o que me gustara. Mi experiencia me permite afrontar mi primera película con más tranquilidad, aunque tenga el listón más alto que otros. Pero me gusta esa exigencia.



- ¿Tiene muchas influencias a la hora de ponerse a dirigir?

-Es algo delicado que hay que controlar, porque sino te puede comer. No te puedes engañar a ti mismo. Me gustan directores de todo tipo, pero me volvería loco intentando imitarles.


- ¿Cómo imagina su futuro dentro de esta profesión?

-Me gustaría hacer películas y que le gusten a la gente. Pero el futuro es incierto porque hacer una película es muy complicado. Hasta para Spielberg es difícil. Lo digo sinceramente, yo que lo veo desde dentro. Cada vez tienes que empezar de cero y cada vez cuesta más. Es un medio muy difícil, que se encuentra en plena transición y no tiene estabilidad. Aún así, confío en la salud del cine y creo que le quedan muchas cosas por decir.


- ¿Qué opinión tiene de la situación actual del cine español?

-No creo en el cine español, me sale urticaria cada vez que oigo ese término. El cine que haces no pertenece a un país por haber nacido en él. Depende de la sensibilidad que has mamado. No me gustan las etiquetas. No creo en fronteras, sino en gente que trabaja por el cine. Se genera un debate que no tiene sentido. El cine de aquí es tan bueno o tan malo como cualquier otro.


- ¿De qué forma se concreta en una cinta todo el trabajo que hay detrás de una película?

-No es una cosa que me preocupe, no soy un obseso de la concreción. A mí me gustan las películas de cuatro horas. Cuando estás rodando, siempre estás puliendo el filme, reescribiendo el guión o añadiendo cosas. Siempre hay aspectos que ensombrecen a otros. Eso me gusta mucho. Hay que saber incorporar los accidentes de la vida a las películas. Ese es el verdadero trabajo del director. Hay que trasformar los problemas en virtudes o, por lo menos, camuflarlos.

 

*Jonás Trueba acaba de empezar a rodar su primera película, ‘Todas las canciones hablan de mí’, cuyo guión ha escrito con el escritor, guionista y traductor aragonés Daniel Gascón. Un proyecto en el que han trabajado mucho, muchas horas. Jonás además está de actualidad por otra cosa: dentro de poco se estrenará la película de Fernando Trueba, ‘El desfile de la victoria’, inspirada en la novela homónima de Antonio Skármetta, y él ha participado en la escritura del guión con su padre.  Esta entrevista, firmada por Borja Campoy, se ha publicado en el diario Información de Alicante. La foto es de Antonio Amorós.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres