Blogia
Borradores

'CIEN AÑOS DEL CENTRO ARAGONÉS DE BARCELONA'

'CIEN AÑOS DEL CENTRO ARAGONÉS DE BARCELONA'

Un libro editado por la Vicepresidencia del Gobierno de Aragón y por el Centro Aragonés de Barcelona repasa la historia de este centro desde su fundación, en el año 1909, hasta la actualidad. La obra, escrita por el periodista Antón Castro, se ha presentado esta mañana en un acto celebrado en el Edificio Pignatelli en el que han participado el vicepresidente y portavoz del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, el presidente del Centro Aragonés de Barcelona, Jacinto Bello, y el autor.

En la presentación, el vicepresidente ha expresado su admiración por las comunidades aragonesas en el exterior y ha afirmado que ''son enormes embajadores de Aragón en todo el mundo''. Además, ha recordado que existe una ley que regula las relaciones entre el Gobierno de la Comunidad Autónoma y estas comunidades y que el Estatuto de Autonomía se refiere a ellas de manera explícita. José Ángel Biel ha afirmado que ''hay que incrementar si cabe las actividades con las Casas de Aragón y, especialmente, con el Centro Aragonés de Barcelona''. El vicepresidente ha recordado también que este año se celebrará el Congreso de las Casas y Centros de Aragón en el exterior.

La obra presentada hoy recoge, a través de textos y de doscientos documentos gráficos, la historia centenaria de esta institución. El libro aborda esta extensa trayectoria con una visión que va más allá de lo meramente cronológico y se acerca a las historias humanas, las anécdotas, las visitas ilustres y la vida cotidiana del Centro.

El libro, de 220 páginas y cuya portada reproduce el mural que Jorge Gay pintó para el vestíbulo del Centro, se divide en diversos capítulos:

Una travesía de 100 años

En esta parte, el autor narra las ilusiones de un grupo de aragoneses afincados en Barcelona que el 3 de enero de 1909 fundan el Centro Aragonés. En sus primeros años el centro se dedicaba a tareas relacionadas con la actividad de los ateneos y de clubes excursionistas, así como a labores sociales y de beneficencia. El capítulo da cuenta también del baile de sedes que sufrió el Centro hasta 1914, cuando el arquitecto Miguel Ángel Navarro empieza a construir la actual sede con el magnífico teatro Goya. El autor relata el paréntesis de la Guerra Civil y los oscuros años de la posguerra, así como la celebración de las bodas de oro del Centro en 1959, la recuperación como lugar de encuentro en los años 60, el activismo de la década de los 70 y la prolija actividad que ha desarrollado hasta nuestros días con frecuentes festivales, iniciativas culturales, publicaciones, etc. Algunos de los hitos más recientes han sido la gala del centenario, celebrada en marzo del año pasado, y la entrega por parte del alcalde de Barcelona de la Medalla de Honor de la ciudad en diciembre de 2009.

El edificio en imágenes: del plano a la casa habitada

En este apartado se repasa la historia del edificio, ubicado en la céntrica calle Joaquín Costa de la capital catalana, sede del Centro desde el año 1916. El libro recoge algunos de los primeros planos del arquitecto, así como dibujos, y fotografías pasadas y recientes tanto del exterior como del interior del Centro.

 

Fotocronología de cien años

En este capítulo se repasa la historia del Centro Aragonés de Barcelona a través de los objetos cotidianos que han formado parte de la vida de la institución: carteles, facturas, boletines, documentos administrativos, cartas, libro de firmas, etc así como de una rica colección de fotografías.

Estas imágenes sirven de punto de partida para narrar multitud de anécdotas (como la carta de agradecimiento que el científico Santiago Ramón y Cajal envió en el año 1933) y dar testimonio de las visitas ilustres que el Centro ha recibido, como la del escultor Pablo Serrano, los cantantes de ópera Montserrat Caballé, Bernabé Martí y Pilar Lorengar, estudiosos como José Carlos Mainer, Antonio Ubieto o José Manuel Blecua, músicos como Antón García Abril o las máximas autoridades políticas de Aragón y Cataluña.

Guillermo, el pintor que fue cónsul

El libro dedica un capítulo completo a la vida y la obra de Guillermo Pérez Baylo, un zaragozano que iba para cónsul y que acabó convirtiéndose en uno de los cartelistas españoles más importantes del siglo XX. En los años 30 ya destacaba en Zaragoza por esta actividad. Posteriormente se estableció en Barcelona donde abrió un estudio de ilustración. "Guillermo", como se le conocía, siempre mostró cariño y gratitud para el Centro, para el que realizó numerosas ilustraciones de temas aragoneses.

En 1993, el Centro Aragonés de Barcelona le dedicó una exposición retrospectiva con lo mejor de su producción. El libro reproduce una muestra significativa de la obra de este aragonés.

Jorge Gay y el mural El lugar de los sueños

El capítulo recoge una fotografía a doble página del mural que el pintor zaragozano Jorge Gay, por encargo del Gobierno de Aragón, realizó en el vestíbulo de accesos de la sede del Centro con motivo del centenario. Además se explica la interpretación de este mural y se relata la nómina de artistas que han colaborado activamente con el Centro a lo largo de su historia.

Los presidentes

Desde el oscense Hermenegildo Gorría, primer presidente del centro Aragonés de Barcelona, hasta el darocense Jacinto Bello, actual mandatario de la institución, 27 personas han ostentado este cargo. El libro recorre la figura de los presidentes del Centro con textos acompañados por sus carnets de socio y fotografías.

Grupos y secciones

Por último, el libro realiza un homenaje a quienes participan diariamente en las actividades del centro. Actualmente existen grupos de coro, de tambores, un taller de música tradicional, un grupo de danzas y un grupo de jotas.

*En la foto, fragmento de uno de los murales de 'El lugar de los sueños' que ha pintado Jorge Gay en el Centro Aragonés de Barcelona.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres